Segundas partes nunca fueron buenas. Ésta tampoco.

martes, 10 de febrero de 2009

Dios los cria y ellos se rozan

La Cofradía de San Roque de Laudio ha decidido, después de la votación de sus miembros, seguir como manda la tradición y no permitir la entrada de las mujeres en la comida tradicional que celebra la cofradía en fiestas de Laudio todos los años desde 1599. Ha sido una votación forzada por un vecino que decidió denunciar a la Cofradria frente al Ararteko por discriminación contra las mujeres. El Ararteko tras estudiar el caso consideró que se trata de un acto de discriminación contra la mujer y que no debería subvencionarse con dinero público a una organización que fomenta la desigualdad.

Para los que no sois de Laudio la Cofradía de San Roque en Laudio es como el Club Deportivo en Getxo (por aquí sólo pasa el Nervión y con muy poca agua). Es el grupo en el que desea entrar todo reventado para formar parte del club selecto, de la élite del pueblo. Entre sus miembros hay un surtido de lo más variado:
  • Juan José Ibarretxe (PNV), actual lehendakari y ex-alcalde de Laudio
  • Pablo Gorotiaga (Batasuna), ex-alcalde y actualmente en la cárcel
  • Carlos Urquijo (PP), parlamentario vasco
  • Juan Antonio y Julian Larisgoitia (PSE-EE), ex-concejales
  • Toño Aiz (PNV), ex-alcalde y secretario general de Eusko Trenbideak
  • Jon Karla Menoyo (PNV), actual alcalde de Laudio
  • Raúl Arza, dirigente de UGT
  • Txema Urkijo, adjunto a la dirección de la Oficina de Víctimas del Terrorismo
¡¡Lo que tiene que dar de sí la dichosa comida con tanta jarra de vino peleón!!

Me parece muy bien que la cofradría, una asociación privada, tenga las normas que le de la gana pero que no reciba ayudas de organismos públicos.
  • Basta ya de subvencionar con dinero público una organización que fomenta la desigualdad entre hombres y mujeres.
  • Basta ya de la doble moral del ayuntamiento de Laudio. En el 2007 se artó de inagurar estatuas en reconocmiento de la labor de la mujer en el municipio (estatua de madre cuidando a sus hijos, estatua de una mujer baserritarra) y luego nombra de pregonero de fiestas a la Cofradía de San Roque.
  • Basta ya de dedicar un día de fiestas de Laudio a una organización privada, que celebra un acto privado (su comida de hermandad) en las fiestas sin fomentar la participación popular.

En fin, me voy a sosegar que ya parezco Fernando Savater con tanto "Basta ya" y no es mi prototipo de hombre... ejem.
Publicar un comentario