Segundas partes nunca fueron buenas. Ésta tampoco.

domingo, 30 de noviembre de 2008

Hay que tener mala ostia

Voy al trabajo el viernes en coche. Termino de trabajar a las 14.00, me voy a donde he aparcado el coche y me encuentro con que me han abollado el coche. No me han dejado nota.

Así que me cago en el puto civismo que tiene la gente. Ojala le den por el culo un buen rato al que me ha abollado el coche. El suficiente rato para que le duela y no le acabe de gustar y de pillarle el vicio. ¡Cabr*$·"!



P.D.: Creo que todavía no me he quedado a gusto...
Publicar un comentario