Segundas partes nunca fueron buenas. Ésta tampoco.

lunes, 1 de diciembre de 2008

Trabajo en el Bronx

Y yo sin enterarme. Pero bueno eso tampoco no es tan raro. A raíz de la abolladura de mi coche me he enterado de los diversos problemas que ha tenido la gente con sus coches en el Polígono Inbisa de Trápaga (más comúnmente conocido como "la recta del amor"). Ruedas pinchadas y deshinchadas es la venganza menor por aparcar en frente de empresas que las "consideran" propias. Un paso más pueden ser los rayones. Incluso a una compañera del curro le robaron a plena luz del día el radiocassete del coche (¡Dios, ¿Todavía se roban esas cosas?!).

Vamos, hoy mismo me he vuelto a sacar el carnet mensual del mes. Aunque después de lo que hemos visto hoy en el tren... TBC
Publicar un comentario