Segundas partes nunca fueron buenas. Ésta tampoco.

sábado, 7 de junio de 2008

¡Qué pupa!


¡Como j0d3 raspar el coche! ¡Y más si encima lo has rayado al ir a trabajar con un cliente en tu jornada de trabajo!

En fin, cuidado con los aparcamientos (y sus columnas) de debajo de la entrada a Bilbao del Sagrado Corazón. En la columna había pintura roja pero también azul, verde, ... Ya se sabe que mal de muchos consuelo de tontos, pero consuelo al fin y al cabo.
Publicar un comentario