Segundas partes nunca fueron buenas. Ésta tampoco.

jueves, 17 de julio de 2008

Un año más

Un años más viejo, más canas (sin quedarme calvo... madera, madera, ...), más delgado, más experimentado al volante, más aburrido del software libre y de la política, más fiestero, ... En fin 365 días y sigo igual.
Publicar un comentario