Segundas partes nunca fueron buenas. Ésta tampoco.

lunes, 14 de julio de 2008

Yo no soy de esos

Vale reconozco que el domingo lo pasé mal cuando mi hermana con su recién estrenado carnet de conducir se puso al volante de mi coche. Me ponía nervioso al verla como tomaba una curva lenta en 4ª y la mano se me iba hacia el freno de mano. Pero es que acababa de sacar el coche del taller, llevaba muchos días sin verlo y me lo habían dejado tan bonito.

Naroa alguna vez ya me espetó "Parece que quieres más al coche que a mí". Una casualidad más.

Hace unos días dos compañeras del curro que ya han aparecido más de una vez por este blog me dijeron "Pon en el Google mecafilo, jejeje" y se mofaban las muy c4br0n4s. ¡Pues no, no soy un mecáfilo! Le tengo cariño, mucho cariño, pero es un cariño casto y puro que nunca mancillaremos (porque yo no quiero que él...).
Publicar un comentario